19 feb. 2013

Tintes

Buenas tardes a todos ^^. Como bien dice el título de la entrada, hoy vamos a hablar de los tintes para el cabello. A un amplio número de personas nos gusta cambiar de color el cabello. Esto puede ocurrir tanto porque no nos gusta nuestro color natural, o porque simplemente nos gusta cambiar. Pero, teñir el cabello es uno de los actos más nocivos que le podemos realizar, ya que estamos modificando su estructura para cambiar de color. Por ello hay que tener en cuenta que hacer para realizar un buen tintado.

En este post vamos a tratar únicamente los tintes, dejando de lado las decoloraciones de las que hablaremos más adelante. Básicamente trataremos los distintos tipos de tintes que existen, unos consejos sobre la acción de teñir el cabello, sus consecuencias y sus cuidados. Así podrás elegir convenientemente a la hora de realizarte una coloración.




En el mercado podemos encontrar diversos tipos de tintes, no distinguidos por su marca sino por su permanencia y efectividad, y es esto lo que hace que sean más o menos dañinos para el cabello. Los tipos que existen son:

  • Tintes no permanentes: Son aquellos que nos damos en el cabello y desaparecen tras varios lavados. Estos tintes se basan en colorantes que se adhieren únicamente a la cutícula. Por ello es que no permanecen en nuestro cabello y tampoco lo dañan gravemente. Un ejemplo de este tipo de tintes son los famosos baños de color.
  • Tintes tono sobre tono: Este tipo contiene colorantes y agua oxigenada, por lo que penetran levemente en cabello, produciendo un daño mayor que los no permanentes. Desaparecen con los lavados como el anterior.
  • Tintes permanentes: Son los más famosos debido a su durabilidad. Se realizan con agua oxigenada, amoniaco y colorantes, que penetran en el córtex y modifican la estructura del cabello para que adopte la coloración deseada. Obviamente, que la melanina se vea modificada es una agresión muy fuerte para el cabello, por lo que lo resecan. Actualmente han sacado nuevos productos sin amoniaco que dañan un poco menos el cabello.

Básicamente podemos ver que hay 3 formas diferentes de aplicarnos color en el cabello. Estas formas sirven para castaños, negros, rojos, pero no para aclarar el cabello. Para esto último son las famosas decoloraciones. Debes mirar bien que efecto deseas tener en el cabello y elegir una buena coloración acorde a lo que quieres. No siempre hace falta realizarse una coloración permanente para obtener buenos resultados.

Como podemos ver, la mejor opción es la no permanente, pero su durabilidad es nula. Así que si optas por una coloración permanente, no te olvides que vas a necesitar muchos cuidados para que esté sano. Utiliza un champú suave junto con un acondicionador, y cada semana aplica una mascarilla nutritiva. Ten cuidado con los cepillados fuertes y no te olvides de aplicar serums y protectores del cabello. Todo cuidado es poco.

Además, los tintes permanentes tienen la habilidad de modificar la estructura del cortex, por lo que lo más probable es que vuestra forma del cabello se vea modificada. Es decir, si tu cabello es lacio le saldrá alguna onda leve, y si es rizado perderá la firmeza de los risos. Por ello recurre a un profesional a la hora de aplicarte un tinte, ya que ellos conocen sus productos y la mejor forma de aplicarlos. Una coloración en casa implica la utilización de un producto que no conocemos, y aun teniendo las instrucciones, cada cabello requiere un método especial de coloración. No te la juegues, o puedes quemarte el cabello.


Y con esto acabamos este post sobre tintados del cabello ^^ espero que os sirva a la hora de elegir coloración. Y recordad, que un cabello tintado necesita muchos cuidados, por lo que cuanto mejor escojamos el tratamiento, más sano va a estar nuestro cabello. Os dejo la página de Facebook y nos vemos en el próximo post, muackks

No hay comentarios:

Publicar un comentario