23 abr. 2013

Conocer los niveles faciales

Buenas noches a todos ^^ me he retrasado un poco en actualizar pero ya estoy aquí para contaros cositas nuevas. Ayer hablábamos de los componentes de nuestro rostro, hoy voy a enseñaros algunos métodos para saber en que nivel tenemos esos componentes faciales, es decir, si tenemos la piel más o menos grasa, nuestro nivel de hidratación y ph, o la elasticidad.



¿Porqué necesitamos saber los niveles de nuestro rostro? fácil, unos niveles óptimos de nuestros componentes faciales, nos ayudan a presentar un rostro luminoso, sin obstrucciones, limpio, perfecto. Es conveniente que ningún componente sobresalga por encima de otro, o que se carezca de alguno de ellos, pues podríamos denotar una cara seca o demasiado brillante, tal vez tirantez.

Por ello, hoy vamos a ver una serie de pasos que podemos realizar en casa para descubrir como llevamos esos componentes. Así, más adelante podremos elegir cremas o tratamientos acordes a nuestras necesidades sin equivocarnos.

- El primer ejercicio que podemos realizar es el de la hidratación. Basta con lavar nuestra cara con agua caliente y secarla con una toalla con suavidad. Podéis analizar como queda vuestro rostro tras hacer esto: si vuestro rostro se presenta suave y con movimiento no hay problema; pero si se presenta seco, con rojeces o incluso llegase a picarnos, presentamos un rostro escasamente hidratado.

- En segundo lugar tenemos un ejercicio para saber nuestro nivel de grasa. El procedimiento es el mismo que en el caso anterior, lavar la cara y secar, pero tenemos que esperar un rato para ver los resultados. Sin ningún tipo de producto sobre la piel, debemos esperar a ver que sucede con esta: si nuestro rostro se presenta normal pasado un tiempo, es probable que nuestros niveles de grasa sean óptimos; pero si se presenta brilloso, un poco líquido, es que nuestro rostro tiene un nivel alto de grasa.

- En tercer lugar podemos analizar la elasticidad. El procedimiento es tan fácil como agarrar uno de nuestros cachetes y tirar con suavidad mientras observamos que sucede: si podemos cambiar nuestro rostro con facilidad y se recupera, implica que tenemos una elasticidad normal; si por el contrario le cuesta volver a su posición original es que nuestra elasticidad es baja. Es conveniente hacer este ejercicio frente al espejo para ver los cambios.

- Y por último tenemos un ejercicio para el ph. En realidad, no se le pude considerar un ejercicio porque no tenemos que hacer nada en especial, sólo observar nuestro cuerpo. Si presentamos un rostro libre de espinillas, puntos negros etc, tenemos un ph medio; si tenemos demasiados granos, una cara muy obstruida es que tenemos un ph muy bajo o ácido; y si la tenemos con dermatitis o prurito es que tenemos un ph muy alto o alcalino.


En realidad lo ideal sería hacernos un análisis facial para saber con exactitud los niveles de estos componentes. Yo me lo realicé hace unos meses en una farmacia y desde entonces no me he vuelto a equivocar con las necesidades de mi piel. Pero como no todos tenemos la oportunidad de realizarnos dicho examen facial, podéis intentar hacer estos ejercicios para obtener unos resultados aproximados.

El problema es que habrá niveles que no sean buenos y estos ejercicios no los denoten, por lo que no podremos actuar sobre ellos. Pero, al menos tendréis una idea aproximada del estado de vuestra piel, perfecto para cualquier elección posterior de productos para el rostro.


Así que nada mis chicos y chicas, esto era lo que tenía para contaros hoy ^^ espero que os sirva de mucho, sobretodo para conoceros un poquito más y saber lo que precisáis. Os dejo la página de facebook para quien quiera unirse y no perderse ninguna actualización ^^ y nos vemos en el próximo post, muackkks

No hay comentarios:

Publicar un comentario